Buscar

7 claves para ser un profesional emprendedor de éxito.

Evidentemente el mundo se transformó y posiblemente aún no sepamos cuándo va a parar este proceso de catarsis social, laboral, económica y de salud. Y es por ello que los profesionales con mentalidad emprendedora, están interpretando el nuevo mundo, que vendrá a substituir al que hasta hace poco conocíamos.





Los nuevos proyectos, los nuevos productos, los nuevos servicios, las nuevas formas de entender al cliente, las nuevas formas de crear experiencias para el cliente, son parte de ese nuevo escenario y seguramente tú estás pensando en esto o a punto de hacerlo, porque ya tienes la idea de emprender.

Y antes de meterte de lleno en la creación y desarrollo de tu proyecto, es recomendable plantearte una serie de cuestiones sobre el proceso del emprendimiento.


La planificación, el soporte económico, tus conocimientos y habilidades entre otros, son factores de éxito, sin embargo detrás de cada proyecto hay personas y en tu proyecto estás TÚ.
El equilibrio de tu persona con todos los ingredientes necesarios para emprender, te darán la clave para mantener un rumbo claro y consistente.


El profesional emprendedor reúne 7 características que lo definen y lo diferencian:


· Confianza en si mismo. Es el punto de partido y lo más importante. Es creértela. Es confiar en ti mismo, en tus capacidades, en lo que haces y confiar en el proceso. Es empezar a avanzar con y a pesar del miedo. Puede que en el inicio no te consideres lo suficientemente capaz y sientas que no tienes todo claro, pero es en la acción donde se encuentra la claridad y con la claridad viene la confianza.


· Pasión, acción e iniciativa. Hay profesionales que transmiten pasión por lo que hacen: por lo que dicen, por su trabajo, por sus nuevos proyectos y esa pasión hace que sus ideas tomen una dimensión capaz de llevar los sueños a la realidad e inspirar a otros. El profesional emprendedor es una persona orientada a la acción por si mismo y no deja que sus ideas se las lleve el viento.


· Tolerancia al riesgo. Hay que saber convivir con él. Es aprender a evitarlo al máximo y medir las consecuencias de las cosas que puedan no salir tal cual como fueron planeadas. Es también aprender a encontrar opciones y soluciones.


· Aprender de los errores. Los profesionales emprendedores saben que de los errores es en donde más se aprende y por lo tanto, no hay que asumirlos como equivocaciones, sino cambiar el enfoque y verlos como oportunidades para aprender y replantear el camino.


· Creatividad.

El profesional emprendedor no sólo vuelca su iniciativa para innovar y crear productos y servicios útiles, sino también para empezar su negocio con pocos recursos económicos, pero busca fuentes de donde conseguirlos para no hacer a un lado su sueño.


· Adaptación al cambio. Estar siempre atentos a lo que sucede en el mercado es una característica que permite detectar o prever un cambio que podría significar una amenaza o una oportunidad y es necesaria una buena dosis de flexibilidad para aprovecharla o para hacerle frente.


· Propósito. Es tener un sueño que da sentido. Es tener claro un motivo que nos hace levantarnos cada mañana e ir por nuestra realización y por la materialización de nuestro sueño. Es como la pieza del rompecabezas que, junto con la confianza en uno mismo, llega para ayudar a que todo empiece a embonar. Es como si cada pieza del rompecabezas del emprendimiento y de la vida personal empezaran a encajar para dar inicio a un nuevo comienzo.



Y junto con estas 7 claves hay que visualizar el proyecto, estableciendo metas reales y retadoras para definir la estrategia más adecuada, acompañada de un modelo de negocio, un plan de marketing, objetivos de ventas y más, que implementados y ejecutados de la manera correcta, amplían las posibilidades de éxito.


Pero… dentro de todo eso y de los planes de negocio ... ¿dónde estás tú?… ¿Dónde está tu plan personal?... Porque no es recomendable que vincules directamente tu persona al éxito o a el fracaso del proyecto, porque por encima de tu negocio estás tú.


Los profesionales que siguen estas 7 claves y que diseñan una estrategia de marketing personal tienen un estilo propio, tienen valores sólidos y visibles que transmiten sobre sus proyectos de emprendimiento y tienen un valor añadido muy muy especial, en donde ese valor añadido toma forma de pasión, de propósito y genera confianza.

Considero no puedes dejar pasar esto de largo y es recomendable que para dotar de valor el proyecto que traes en mente, primero reconozcas e integres tu valor como persona y como profesional, tengas confianza en ti mismo, creas y sepas con certeza que puedes y que tienes mucho que aportar.

Porque la suma de estos valores se multiplican exponencialmente y su resultado te llevará al éxito y a la realización que anhelas y en lo cual ya estás trabajando.

Nos leemos pronto.

ZA



4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo